La bienvenida

Hola a todos, les doy la bienvenida a mi blog. Aquí escribiré mis pensamientos, cuando sienta la necesidad de hacerlo. Y bueno, a mal tiempo buena cara, empezare mis queridos lectores.

Estos días han sido un poco extraños, me he sentido incompleto. Todo empezó la semana pasada cuando hablé con mi novio. Ah, tengo novio y ya vamos a cumplir 7 meses. Anyways, hablé con él porque sentía que no podía más, que tenía que decirle algo porque sino iba a explotar. Me prometió que cambiaría, que iba a arreglar esas cosas que no le funcionaban a nuestra relación y pues yo le creí. Era la cuarta vez que hablábamos y siempre era yo quien empezaba la conversación. Soy una persona que da muchas oportunidades, que ve lo mejor en cada persona y trata de justificar todo lo malo que tiene con eso y creo que eso es lo que está pasando.

Si ha cambiado eso no lo niego pero aún siento que no estamos bien, que él también esta cansado que le hable de nuestros problemas pero si no lo hago yo, la neta no se quién lo hará. Una cosa que me caga, y que precisamente acaba de hacer, es que no me conteste. Comprendería si estuviera ocupado pero esta en sus redes sociales y la neta yo nunca he hecho eso. Bueno, sí, pero solo cuando el lo hace primero. Es que no entiendo por qué llega a la conclusión de ignorar mi mensaje por horas, neta me da hueva que sea así. Claro que tampoco me dice nada cuando no le contesto porque le reproché eso el día que hablamos (que él me manda mil mensajes si no contesto y cuándo el no me contesta ahí si se vale no contestar) y pues si él no me dice nada yo no tengo por qué hacerlo. Ya sé que suena super infantil pero cuando hablen con su pareja 2 o 3 mensajes por día, me discuten va.

Me caga que un día estamos muy bien, todo parece perfecto y me hago creer a mi mismo que todo estará bien, pero solo nos separamos unas horas y todo vuelve a ser lo mismo. Y me caga siempre estarle pidiendo mas cuando se que lo esta intentando. A veces estoy seguro que no esta poniendo de su parte y ya planeo hablar con él pero después sigo pensando y me doy cuenta que si ha hecho cosas por mí solo que no me pongo a verlas. Mis amigos me dicen que no se esfuerza, que yo siempre pongo mucho de mi parte y pues eso en parte es cierto. Me gustaría mucho que sacara su licencia y tuviera su carro porque así sería mas independiente. Una de las cosas que me gusta de él es su madurez, en ciertas cosas. Su conocimiento, mas bien. Siento que le falta madurar emocionalmente, porque me dice muchas cosas que quiere conmigo pero sus acciones dicen otra cosa y me confunde. Creo que se deja llevar por el momento pero no se pone a pensar en el peso de sus palabras y lo que conllevan.

No quiero hacer muy largo este post porque luego les dará hueva leerlo. Espero que haber escrito eso me haya aclarado un poco la mente y no me encuentre tan agobiado. Lo amo, de verdad lo hago y quiero que esto funcione pero eso solo sucederá si los dos ponemos de nuestra parte…

Me despido chicos, si llegaste hasta aquí te mando un abrazo. Que tengan una bonita vida, sonrían siempre que puedan porque nunca saben a dónde los llevara una buena actitud.